Utilizamos cookies para mejorar nuestra página y tu experiencia en la misma. Al continuar navegando por nuestra web usted acepta nuestra política de privacidad.

Las 6 mejores canciones de Ludovico Einaudi para tocar el piano

Escrito por
Clara Avrillier
Sobre el autor
Clara Avrillier comenzó con la música desde una edad temprana, primero cantando en coros, y antes de pasar a estudiar piano y música clásica en Escocia, tocó percusión en varias orquestas. Tras un máster en lingüística, ahora usa sus habilidades musicales y lingüísticas para acompañarte en tu viaje musical con Tomplay.
Fecha de publicación
18/06/2021
Mostrar/esconder detalles

Las 6 mejores canciones de Ludovico Einaudi para tocar el piano

Descubre nuestra selección de las mejores canciones de Ludovico Einaudi para tocar el piano. ¡Puedes encontrar todas estas partituras para tocar en la app de Tomplay!

Fue la ligereza lírica de sus frases musicales lo que hizo que Ludovico Einaudi se hiciera conocido. Reconocido como uno de los mejores compositores de nuestra época, este pianista italiano nacido en Turín deleita desde hace más de veinte años a un público fiel y siempre creciente.

Llegó a la cima con numerosos álbumes con estilos que van desde la música clásica a la electrónica, tocó en las salas de conciertos más famosas del mundo con taquillas agotadas y compuso varias bandas sonoras de películas premiadas. Su música es meditativa, a menudo introspectiva.

Es su madre quien lo pone delante de un piano cuando es pequeño. Su padre, Giulio Einaudi, es el editor y fundador de la editorial Einaudi y su abuelo, Luigi Einaudi, fue Presidente de la República Italiana entre 1948 y 1955.

En 1982, Ludovico Einaudi se graduó en composición del Conservatorio Giuseppe Verdi de Milán, recibió el mismo año una beca para el Tanglewood Festival en los Estados Unidos y continuó sus estudios musicales con el compositor Luciano Berio.

Después de haber pasado varios años componiendo de manera tradicional, se lanza en 1986 en busca de un lenguaje musical más libre y más personal. Fue en la década de 1990 que su carrera despegó con su primer éxito discográfico, Le Onde...

De su trabajo dice: "En general, no me gustan las definiciones, pero 'Minimalista' es un término que significa elegancia y sinceridad, así que prefiero que me llamen minimalista a cualquier otra cosa".

1. Nuvole Bianche

▶️ Toca Nuvole Bianche de Ludovico Einaudi para piano solista

Sabemos que la música de Einaudi es famosa por su simplicidad, y esta canción no es una excepción: cuatro acordes forman la base de esta composición, a medida que avanza aparecen variaciones. Las palabras tranquilas y relajantes vienen a la mente al escuchar Nuvole Bianche.

Lanzado en 2004 en el álbum Una Mattina, esta canción compuesta originalmente para piano solista tendrá posteriormente una versión para piano y voz. Al hablar de Nuvole Bianche, Einaudi declara: ...hay una ligereza, como si estuviera en suspensión. Ligereza, no en el sentido de falta de profundidad, pero esta música flota de alguna manera. Me hace pensar en los sentimientos más verdaderos y sinceros.»

Aunque la pieza está en fa menor, las armonías cambian entre mayor y menor. Con la adición de capas de texturas rítmicas, podemos imaginar estas nubes blancas que se mueven por todo el cielo.

El dominio de esta partitura de piano donde cada mano toca corcheas requiere una buena coordinación entre ambas. La mayoría de los pianistas tienen una mano dominante, esta pieza es un gran desafío.

Tomplay te ayuda a proporcionar la partitura para piano solista de Nuvole Bianche con características útiles, tales como digitaciones y la capacidad de cambiar el tempo. ¡Disfruta de la pieza!

2. Fly

▶️ Toca Fly de Ludovico Einaudi para piano solista

Ludovico Einaudi escribió Fly para su álbum Divenire, lanzado en 2006. Sin embargo, fue la película francesa Intocable la que hizo la fama de esta magnífica pieza que aparece en la banda sonora junto a Vivaldi y también Earth, Wind & Fire.

Fly no es la única pieza de Einaudi en la película. También está Una Mattina, otro de sus éxitos, del que hablaremos después. Fue Ludovico Einaudi quien firmó parte de la música de Intocable. Los realizadores de la película la descubrieron en Internet, y apreciaron mucho el estilo de sus composiciones, cercanas a las de Michael Nyman o también a Thomas Newman.

La película cuenta la historia de un aristócrata que se ha convertido en un cuadripléjico (interpretado por François Cluzet), que contrata a un joven en dificultades (interpretado por Omar Sy) para ayudarle a diario. Para ilustrar esta historia conmovedora y divertida, se necesitaba un compositor capaz de transmitir una multitud de emociones a través de su música, manteniendo al mismo tiempo una cierta distancia.

Fly se abre con un patrón de corcheas repetitivo, seguido de un ritmo sincopado en la voz principal, y finalmente un Triolet con una melodía sincopada, recordando la idea musical anterior.

Poco a poco, la electrónica juega un papel creciente en el ambiente de la habitación, superponiéndose al piano para crear tensión. Si se mira bien, utiliza aquí los mismos "trucos" que para su éxito Divenire, de la que hablaremos un poco más abajo.

Toca la partitura de Fly para piano solista con Tomplay, y disfruta de la grabación profesional de la canción sincronizada con la partitura, para escucharla por diversión o para inspirarte.

3. Elegy for the Arctic

▶️ Toca Elegy for the Arctic de Ludovico Einaudi en piano solista

En junio de 2016, Ludovico Einaudi se asoció con Greenpeace para dar un concierto en el Círculo Polar Ártico, con el objetivo de apoyar una campaña para un santuario marino en aguas internacionales del Polo Norte, y también para sensibilizar sobre el derretimiento de los glaciares y el aumento del nivel del mar.

Interpretó por primera vez Elegy for the Arctic, una pieza compuesta especialmente para la ocasión, sobre una plataforma flotante en el océano Ártico frente al glaciar Wahlenberg Breen en Svalbard, un archipiélago de Noruega. "Cuando toqué allí, me sentí como si estuviera tocando para los dioses", dice.

La actuación del compositor va acompañada del sonido de bloques de hielo que se rompen y caen en el agua. Fue así como se construyó un momento tan mágico como solemne para esta campaña destinada a proteger uno de los lugares más amenazados del planeta y del que todos dependemos.

Toca la partitura de Elegy for the Arctic para piano solista con Tomplay, y disfruta de la grabación profesional de la pieza sincronizada con la partitura, ya sea para escucharla por diversión o para inspirarte en ella.

4. Divenire

▶️ Toca Divenire de Ludovico Einaudi au piano seul

En 2006, Ludovico Einaudi lanzó su álbum más ambicioso y exitoso comercialmente hasta la fecha: Divenire. Allí reunió numerosas corrientes musicales y grabó todo con la ayuda de la Royal Liverpool Philharmonic Orchestra y una gama de efectos digitales.

Esto es lo que el compositor dice de su álbum en su propio sitio web: «Divenire se desarrolló a lo largo de un largo período, a partir de 2002 cuando me invitaron a escribir una composición que interpretaría en una planicie a 2000 metros de altitud (...): una suite para piano, dos arpas y una orquesta de cuerdas, inspirándome en tres cuadros del artista suizo del siglo XIX Giovanni Segantini: La vita, La natura y La morte.

Tocar con la orquesta en este espectacular escenario ha sido una experiencia extremadamente intensa. Tenía la impresión de estar en un arroyo que caía sobre una montaña, no solo sumergido en él, sino siendo parte real de una cascada de agua imparable (...). Desde esa experiencia he hecho muchas otras cosas, pero siempre he pensado que tarde o temprano desarrollaría la idea y la ampliaría. »

El álbum se convirtió en un fenómeno desde su lanzamiento, encabezando las listas de música clásica en toda Europa y tomando por asalto las listas pop italianas. Einaudi realizó entonces su mayor gira hasta la fecha con ochenta conciertos por toda Europa, cuyo punto culminante fue su inolvidable actuación en el Royal Albert Hall de Londres.

La pieza principal de este Opus, Divenire, es una de sus mejores composiciones. Nos arrastra a un torbellino de baile cuya energía y emoción suben gradualmente, y a veces desciende lógicamente, sin grietas, y nos cautiva sin que nunca se nos separe de la historia que las notas cuentan.

Divenire se abre con una melodía sencilla en la mano derecha, sostenida por un ostinato orquestal en la mano izquierda. Una vez más, Einaudi utiliza el minimalismo para crear la energía motriz. Los acordes se desarrollan en motivos repetidos pero enriquecidos, hasta el final, dramático e introspectivo.

Toca la partitura de Divenire  para piano solista con Tomplay, y disfruta de la función manos separadas que te permite practicar una mano, acompañada por la grabación de alta calidad de la otra mano.

5. Una Mattina

Una Mattina es otra famosa composición de Einaudi que se puede escuchar en la película Los intocables. Es parte del álbum de 2004 del mismo nombre, lanzado antes de Divenire, e incluye piezas para piano y violonchelo.

El compositor describió el álbum como "...una colección de canciones unidas por una historia...mi piano, que he apodado Tagore, mis hijos Jessica y Leo, la alfombra kilim naranja que ilumina el salón, las nubes que navegan lentamente a través del cielo, la luz del sol que viene a través de la ventana, la música que escucho, los libros que leo y los que no leo, mis recuerdos, mis amigos y la gente que amo."

Esta pieza se reproduce en la última escena de la película, un maravilloso acompañamiento a un momento intenso y conmovedor. La composición comienza con un ritmo consistente, muy típico de Einaudi, seguido de una melodía expresiva en la mano derecha.

Una Mattina es una excelente pieza para practicar los pedales y aprender a equilibrar ambas manos.

6. Experience

Experience fue lanzado en 2013 en el álbum In a Time Lapse. Dos días antes de su lanzamiento, y desde su casa en Milán y para su canal de YouTube, Einaudi interpretó algunas de las canciones del álbum, incluyendo Experience.

La composición fue originalmente escrita para el piano y una orquesta de cuerda, con la adición de un arpa. El propio Einaudi lo comparó con una composición barroca italiana de la época de Vivaldi.

Al examinar la pieza, podemos ver que después de una breve introducción, la melodía se desarrolla lentamente en la mano derecha. Luego las semicorcheas aparecen entonces en ambas manos, lo que contribuye a la grandeza de la pieza. Después de un breve descanso, el ritmo energético de la composición se vuelve dominante.

 

Descubre todas las demás partituras de piano en Tomplay.com.

Añadir un comentarío...